El viaje del alma

El alma no tiene raza, no tiene religión, solo conoce el Amor y la Compasión.
Todos somos seres divinos, hace miles de años que lo sabemos, pero nos hemos olvidado y,
para volver a casa tenemos que recordar el camino. BRIAN WEISS




miércoles, 18 de octubre de 2017

¿Qué somos los seres humanos?





               Imagina el océano. Es un día de viento y las olas son fuertes. El viento soplando en la cresta de la ola hace que de esta se desprendan cientos de gotas de agua. Durante un lapso de tiempo, que puede durar uno o dos segundos, cada gota de agua tiene vida propia, hasta que vuelve a caer, para ser nuevamente Océano.

                      Pues el ser humano es como esa gota de agua, solo que en vez de ser agua es energía, por haberse desprendido de un Océano de Energía. A mí a ese Océano de Energía me gusta llamarle Dios.

                     Por lo tanto, los seres humanos somos una parte de Dios, somos un punto de Luz, somos una chispa de Energía.

                      Y de la misma manera que, en uno o dos segundos, la gota de agua vuelve al océano, la chispa de energía ha de volver al Origen, ha de volver a Dios. ¿En cuánto tiempo?, no se sabe, esa es una potestad del ser humano, es su libre albedrío.

                      La gota de agua se desprende de la ola por efecto del aire, pero ¿por qué se desprende una chispa de Energía de Dios?

                     No sabemos el porqué de la Creación, pero podemos pensar que es un acto de Amor de Dios, que quiere que cada una de sus partes experimenten el amor en todas las formas posibles.

                     Y cuando esa Chispa de energía haya experimentado el Amor y aprenda, por sí sola, a amar de manera incondicional, volverá a la Fuente, de la misma manera que la gota de agua vuelve al Océano.

                     El mejor escenario para experimentar el amor en todas sus formas es la vida física. Para eso venimos a la vida. Cualquiera otra cosa, de los miles de millones de cosas que podemos hacer los seres humanos solo son un entretenimiento, porque nuestra única y real misión es aprender a amar.

                  Para poder realizar ese aprendizaje, la parte divina, que es el alma, se disfraza con un cuerpo, que podemos decir que es el vestuario que se da el alma para representar su papel en la obra de la vida.

                  Nuestro problema, el de los seres humanos es que creemos que el protagonista de la vida es el vestuario, es decir el cuerpo, cuando el verdadero protagonista es el alma, que además es quien organiza esa vida que el cuerpo cree como suya.

                       Por eso es imprescindible vivir desde el alma. 


                      Bendiciones.



domingo, 15 de octubre de 2017

El Rincón del alma-Presentación

          



         El Rincón del Alma nace para compartir con ustedes la experiencia de un viaje muy corto en el espacio, pero muy largo en el tiempo. Es la experiencia de un viaje al interior de ser.

Los seres humanos pasamos gran parte de nuestra vida buscando, ya sea consciente o inconscientemente, la felicidad, la serenidad, la paz interior, el amor.

Y buscamos esos estados con las herramientas de que disponemos, que no son otras, que las enseñanzas y las creencias que hemos ido atesorando en nuestro interior, recibidas de nuestros padres, de nuestros modelos, de nuestros profesores, de los religiosos, y de la sociedad en general.

            Casi todas esas enseñanzas y creencias nos llevan a buscar en el exterior. porque nos han dicho que, si conseguimos aquello que anhelamos, sea lo que sea, dinero, un nuevo coche, una casa de su propiedad, una pareja, etc., vamos a ser felices.

            La realidad es que no son muchos los que consiguen encontrarlo. Incluso cuando encontramos algo que nos puede dar felicidad, o que se parece al amor, normalmente se acaba, antes o después.

Cabría preguntarse, ¿No estaremos buscando mal?, y si tuvieran razón los que dicen que la felicidad es un estado interior, por lo tanto, habrá que buscarla dentro.

            ¿Qué hay que hacer para buscar dentro?

            Ese es el viaje que decía al principio.  Es viajar de la mente al corazón, es viajar del cuerpo al alma. En definitiva, es vivir desde el alma, dejando que mande, que organice y planifique el corazón. Porque mientras la mente es el instrumento del cuerpo, el corazón es el primer ministro del alma.

            Ya…, pero ¿qué es el alma?,

            Porque como el alma no se ve, y vivimos en una época en la que aquello que no se ve y no se toca, es como si no existiera, para muchos no existe, y la entienden, más como un concepto abstracto del que hablan, sobre todos, las religiones.

Pero si existe, y se puede conectar con ella.

Esto es de lo que van a tratar estos videos del Rincón del alma. ¿Qué es el alma? ¿Cómo vivir desde el interior? ¿Qué hay antes y después de la vida? ¿Para qué la vida?

      Y algunas cuestiones más, que me hice en su día, y he tratado de ir dando respuestas a mis preguntas, que seguramente serán muy parecidas a las suyas.

Si les puedo ayudar, estaré encantado.
Si les apetece nos podemos seguir viendo.

Bendiciones.




sábado, 23 de septiembre de 2017

Desmitificando la meditación



Me he encontrado con muchísimas personas que me han dicho: “Es que no se meditar”. Y mi respuesta siempre es la misma: “Todo el mundo sabe meditar”. Decir que no se sabe meditar es como decir que no se sabe dormir, y que le enseñen a dormir. Nadie le enseña a dormir, dormir es una necesidad del cuerpo. Meditar es una necesidad del alma.

Meditar es la cesación del pensamiento, y el pensamiento puede cesar estando sentado, de pie, acostado, apoyando la espalda en la pared o manteniéndola recta. Puede cesar tocándose las yemas de unos dedos, de otros, o de ninguno. Puede cesar vestidos de blanco y de negro, en la madrugada y en la noche, con la cabeza erguida o inclinada. Lo importante es que cese el pensamiento, cualquier pensamiento, hasta los pensamientos inducidos de repetición de palabras, por cánticos más o menos espirituales, o por la repetición de “un cuento” que va contando un guía de meditación.

La meditación lo que busca es el silencio, es el vacío, es la nada, y eso es imposible de enseñar.


Todo lo que enseñamos quienes nos dedicamos a estos menesteres, está bien, puede ayudar en un principio, pero no estamos enseñando meditación, porque la meditación no se enseña, llega por sí sola. Enseñamos técnicas de concentración, de imaginación, de contemplación, de visualización, de respiración, y algún “ción” más.  


miércoles, 6 de septiembre de 2017

Tú y Dios



Nunca estoy solo. Dios está conmigo. Él cuida de mí. Él sana mi cuerpo. Él administra mis finanzas. Él ocupa mi pensamiento. Él dirige mis emociones. Él me llena con su Amor.

            Todo lo que sucede en mi vida lo he planificado conjuntamente con Él. Todo es perfecto, absolutamente todo. Por lo tanto, no hay miedo, no hay preocupación, no hay sufrimiento, no hay dolor. Todo es perfecto, todo está bien.


            Por cierto, Dios también está contigo. Aunque no quieras, está contigo. Aunque no lo creas, está contigo. Pero si quieres sentirlo sólo tienes que mantenerle en tu pensamiento. Deja salir a los demonios que ocupan habitualmente tu mente. Deja salir el miedo, la carencia, la culpa, la ira, los celos, la rabia, la envidia, la preocupación, la impotencia, y ocupa ese espacio que dejas vacío con Dios.



jueves, 24 de agosto de 2017

Reflexiones (1)

La vida no es como a cada uno de nosotros nos gustaría que fuera.
La vida es, y punto, y querer que sea según los propios deseos, o los propios caprichos, es como querer retorcerla.
Y retorcer a la vida, es el camino más corto para el sufrimiento.
Si algo no te gusta de tu vida, trabaja para cambiarlo, pero no condiciones tu felicidad a los cambios que esperas conseguir.

Nunca dejes de decir “Te amo”. No sabes si será la última vez. Cada día, a cada instante, expresa tu amor.



Cuando la relación del hombre con el hombre, sea idéntica a la relación de Dios con el hombre, habremos encontrado el cielo en la tierra.
Y la gloria, la felicidad, la alegría y el amor, serán las armas de los ejércitos, la voz de los poderosos, el libro sagrado de las iglesias y la moneda de cambio del capital.

Vivir sin miedo.
Sin miedo a la gente, porque todos están embarcados en el mismo barco, viviendo todos, las mismas miserias, deseando imposibles, tratando de aparentar lo que no son.
Sin miedo a la vida, porque es hermosa, porque el timonel de la vida es uno mismo, porque el miedo merma la propia confianza, y hace embarrancar a la vida, en los lodos de la crítica, de la ira, del resentimiento.
Sin miedo a la libertad, porque el miedo aprisiona con grilletes invisibles sin permitir el movimiento.
Sin miedo a decir “no”, con cariño, cuando la circunstancia lo requiera, porque cuando se retienen varios “noes” el siguiente “no” ya está exento de cariño, y es más un exabrupto que lleva implícita la tormenta.
Sin miedo, porque con miedo no se ama.
Con amor, porque quien ama no teme.

Empiecen a vivir su vida, en lugar de tratar de vivir la vida de los demás. A los otros no hay que agradarles, lo que hay que hacer es respetarles, es ayudarles si lo necesitan y, por supuesto, si aceptan la ayuda. No hay que criticarles, no hay que juzgarles, ni tan siquiera opinar, si no se lo requieren. Colóquense en sus zapatos antes de opinar, ¿Qué sabe nadie de nadie?, ¿Qué saben de sus pensamientos, de sus emociones, del momento por el que están pasando?, ¿Que saben de su dolor o sus alegrías? Pues nada, no saben nada, así que tampoco saben el porqué de sus reacciones.
Dejen caer sus máscaras y acéptense. Con la propia aceptación comenzarán a amarse, y la consecuencia lógica de la aceptación y del amor por ustedes mismos será la aceptación del otro y el amor hacia él.

Una de las tareas más difíciles del ser humano es ser honesto y sincero consigo mismo.

Qué diferente sería la vida si en lugar de centrarse en lo negativo, que es el punto de mira de todos los seres humanos, cambiaran el ángulo y se centraran en lo positivo.
Se ahorrarían mucho sufrimiento inútil
La vida es un gran escenario en el que se llevan a cabo infinidad de papeles, y todos protagonistas.
No existen vidas insulsas ni vidas anónimas. Cada ser es un protagonista en la vida, todas las vidas son interesantes y con contenido.
Cada persona vive la vida que desea vivir. Solo ella es responsable de sus éxitos o sus fracasos.
Todos los seres humanos tenemos los mismos problemas, con ligerísimos matices.
Lo que es bueno para uno es bueno para todos.
Si eres capaz de ver los problemas de tu vecino, e incluso le das consejos, puedes aplicártelos a ti mismo, seguro que te van bien en alguna faceta de la vida.

En el Amor no hay esfuerzo, no hay dolor, no hay sufrimiento, no hay dudas, no hay celos. En el Amor hay sinceridad, hay transparencia, hay comunicación, hay libertad, hay alegría.



miércoles, 23 de agosto de 2017

¿Por qué no tengo pareja?

Del libro “El amor a través de tus ojos”

Suyana, (nombre quechua que significa esperanza), apareció un día por la consulta para intentar rebajar su nivel de estrés y de ansiedad.

         Pero enseguida comprobamos que la ansiedad solo era un efecto. La causa real era la imposibilidad de concretar ninguna relación. Ninguno de los hombres con lo que iba teniendo relación querían formalizar nada, no querían formar una familia, ya les iba bien con una relación, llenémosle informal. Pero eso no era suficiente para Suyana.

La terapia no era suficiente, la meditación tampoco, había algo más profundo a lo que no parecíamos tener acceso y con permiso de Suyana, realizamos una sesión para contactar con su Maestro, para ver si podíamos llegar a alguna información que nos permitiera trabajar sobre seguro.



Este fue el resultado:

·      ¿Por qué Suyana no formaliza ninguna relación?
-       Suyana está atrayendo lo que hay en su interior.
-       Ella no cree en sí misma, por eso la gente que se acerca a ella, no puede ir más allá.

·      ¿Por qué no cree en sí misma, por algo de vidas pasadas?
-       Los seres humanos bajan a la Tierra con un equipaje.
-       Una vez en la Tierra deben comenzar a trabajar sobre ese equipaje, abrir su maleta, ver lo que sirve y ver lo que no sirve, arreglar muchas cosas de las que no sirven, y otras, simplemente, tienen que aprender a desecharlas.
-       Suyana debe trabajar en su autoestima.
-     Siempre va a atraer hombres que no quieren ir lejos con ella, que no quieran intimar con ella, ya que ella no es íntima consigo misma.
-       Ella no se ve. Hay una parte de ella misma que no ve. Igual que la luna: Cuando la luna está en cuarto menguante o cuarto creciente, hay una parte de sombra, una parte que no podemos ver, sin embargo, está ahí. Esa sombra es la que Suyana tiene que ver en sí misma.

·      ¿Cómo podría hacerlo?
-       Uno de los trabajos más difíciles del ser humano es ser sincero consigo mismo.

·      ¿Lo puede conseguir a través de la meditación?
-       Ese tipo de trabajo se puede conseguir a través de la meditación o a través de terapias psicológicas, pero siempre y cuando el ser humano esté dispuesto.
-       A veces el bloqueo es tan grande que no lo llegan a ver nunca.

·      Con la terapia parece que se encuentra mejor, pero no parece definitivo. ¿Es real o solo es como un lavado de cara?
-       Ella no ve lo que hay en la sombra todavía, por lo que cualquier trabajo que haga simplemente es maquillar la situación, y le va dar satisfacción momentánea.
-       Cuando ella entre en la sombra, en la parte sombría de su ser, entonces, se va a sentir bien. Y una vez que, lo comience a trabajar, el cambio irá creciendo y creciendo, y comenzará a sentirse mejor sinceramente.
-       Estas mejoras que tiene ahora son esporádicas.

·      Para ver sus sombras, ¿Qué necesita, una catarsis?
-       Para ver sus sombras primero necesita aceptar que tiene sombras.

·      Ella sola no lo va a ver.
-       Si ella busca, lo encontrará, quizás no hoy, quizás no mañana, pero si entiende que ese es el trabajo que debe hacer y continua la búsqueda, lo encontrará, porque está ahí, y no va a irse a ninguna parte, porque no lo ha trabajado.

-       Si tú le dices que tiene un lugar dentro de ella que está oculto en la sombra, porque es algo que es doloroso y difícil de trabajar para ella, y que debería sacarlo a la luz para poder trabajarlo, y así poder ser feliz por el resto de su vida, y que la felicidad no sea temporal, sino que sea sostenible en el tiempo, quizás le siembres la semilla de la duda y cuando esté preparada, después de hacer su proceso, comience a trabajar en ello.

·      Si se le pudiera decir: “Esa sombra que tienes es debido a……, a lo mejor si le resuena dentro de ella será más fácil.
-       Esta sombra, este espacio sombrío que tiene dentro de ella, lo trae desde muy pequeña.
-       Ella siempre creyó que debía hacer cosas para agradar a los demás y, poco a poco, dejó de mostrar parte de su esencia y fue dejando de creer en sí misma, y entonces apareció, (se creó), un personaje para suplir esa característica que escondía de ella misma, y le fue más fácil.
-       Sin embargo, ahora está pagando las consecuencias, porque ninguno de estos hombres con los que sale, la llenan a ella al cien por cien, pero llenan su vacío, que por momentáneo que sea, le va bien en su momento.

·      ¿Tuvo algo que ver o incidió en eso una pareja que tuvo que se mató en un accidente?, ¿Ha sanado eso?
-       Todavía se lamenta, todavía piensa que hubiera pasado si no se hubiera matado, ¿tendría hijos?, y este hecho refuerza en su mente la idea de que ella no vale lo suficiente para tener una pareja que la quiera.

·      ¿Hay algo que podamos saber para ayudarla o para completar su capítulo del libro?
-       Escriban la enseñanza y la reflexión de todo esto.
-       Los seres humanos pasan mucho tiempo en la Tierra buscando a alguien o algo que les llene, algo que llene sus vacíos. Sin embargo, no buscan dentro de ustedes mismos, porque ustedes, ya son personas llenas y completas, y lo que les hace sentir vacíos o no del todo llenos, son partes que se esconden de sí mismos.
-       Lo esconden como si con eso no volvieran a verlo o a sentirlo nuca más. Pero todo eso comienza a hacerse presente afuera, en el caso de Suyana, en las relaciones que no prosperan.
-       Hay personas que no pueden tener hijos, hay personas que no pueden tener amigos, hay personas que no pueden tener pareja, y eso es porque han escondido dentro de ustedes algo que no quieren ver. Entonces, ¿por qué les va a aparecer afuera?
-       La energía va detrás del pensamiento. Si yo creo que no valgo, ¿cómo le puedo hacer creer a otro que si valgo? Si yo no me creo capaz, ¿cómo le puedo hacer creer a alguien de que soy capaz, de tener una familia, de ser pleno?
-       Busquen dentro de ustedes mismos. Ustedes tienen todas las respuestas.

A partir de aquí, el trabajo fue más fácil.

Si existe algo en tu vida que no se concreta, que se repite una y otra vez, y no sabes la causa, se puede, como en el caso de Suyana intentar preguntar a tu alma o a tu Maestro.

Si quieres información, contacta con nosotros en centroelial@gmail.com


domingo, 20 de agosto de 2017

Amo mi cuerpo (Aceptación 4)

Teniendo en cuenta que el cuerpo ha sido elegido por cada alma, como la mejor opción, para el trabajo a realizar, rechazar el propio cuerpo, o alguna de sus partes significa renunciar a aquello que el alma ha preparado con esmero.

Por lo tanto, si cree que ha venido para realizar una misión, y que, para ello, el instrumento que se ha dado es el cuerpo, tiene que aceptar, valorar, respetar, cuidar y amar su cuerpo.



Si no cree que ha de realizar un trabajo determinado, es igual, tiene que pasar la vida, con su cuerpo, con cualquiera que sea su creencia. Por lo tanto, acéptelo también, ya que sufrirá inútilmente, si no lo hace.

Así que, tanto si cree que ha elegido su cuerpo, como si cree que usted es el resultado del azar, tiene el cuerpo que tiene. Acéptelo, no lo puede cambiar, salvo los pequeños, o grandes matices de la cirugía.

Aliméntelo de manera sana, ejercítelo, que no se atrofie antes de tiempo, dele el descanso que le corresponde. Potencie sus fortalezas y trabaje para mejorar sus debilidades.

Recuerde que energías iguales se atraen, por lo tanto, si usted no está satisfecho de su cuerpo, esa energía le rodeará como un anuncio de neón, y todos aquellos que se crucen en su camino, serán atraídos por su “luz de neón”, y opinarán, (deporte mundial el de opinar de cuestiones ajenas), que no les gusta el cuerpo que usted tiene, (es lo que dice su anuncio), con lo cual añade sufrimiento al suyo propio.

Tenga en cuenta, además, que usted es un ser único. No existe otro igual en todo el Universo. Y las piezas únicas siempre han sido muy bien valoradas.


No se lamente de su cuerpo, no lo critique. Con los lamentos y con la crítica no va a conseguir cambiarlo.


viernes, 18 de agosto de 2017

Somos completos (Aceptación 3)




Los seres humanos son seres completos, pero no se lo acaban de creer, y visto con los ojos de los hombres, es normal que así sea, es comprensible, ya que a cualquier persona que se le pregunte si está satisfecha con su cuerpo, con su físico, con su inteligencia o con su suerte, va a decir que no. Siempre va a encontrar alguna falla en ella. Y como los seres humanos son especialistas en encontrar fallas y centrarse en ellas, se van a pasar la vida lamentándose de eso que creen que es una falla, escondiéndola o disimulándola.

            Por eso el tratar de agradar a los demás, y la necesidad de aprobación. Necesitan que alguien les apruebe, ya que no se aprueban ellos mismos.

          Todas las almas, en la preparación de su vida “ELIGEN”, absolutamente, todos los accesorios que necesitan, para llevar a buen término el trabajo que han decidido realizar en esa vida en la materia.

            Los accesorios son, unos visibles, como su cuerpo o su aspecto físico, y otros que no se ven tanto, como puede ser su inteligencia, o las situaciones que se va dando el alma, para la consecución de sus fines.



             Entiendo que es muy fácil decir que hay que aceptarse, sin embargo, no es tan fácil llevarlo a la práctica diaria, si no se tienen algunas pautas.

Continuará.......


domingo, 13 de agosto de 2017

Sobre la aceptación (2)


         


         “Ahí está el conocimiento de los hombres. Amarse a si mismos, valorarse, respetarse, aceptarse. Pero eso también tiene que ver con conocerse.

       Muchas veces los humanos transitan el camino sin conocerse, quejándose, quejándose siempre, y nunca se dan cuenta de cuál es la fuente de la queja real.

           Todos quieren, quieren, quieren cosas, quieren amor, todos quieren, pero no miran hacia dentro para ver que es lo que les falta, lo que les falta dentro, que es lo que está funcionando mal para que no les llegue lo que creen que les falta fuera.


            A “este otro lado de la vida” estamos dispuestos a darles todo lo que quieren, pero muchas veces, lo tienen delante de sus ojos y no lo pueden ver. Y no lo pueden ver, porque no se pueden ver a si mismos por dentro”.

Del libro "El amor a través de tus ojos" (de Florencia Senor y Alfonso Vallejo).


¿Acepto o sigo sufriendo?

       

Si llego a mi destino ahora mismo, lo aceptaré con alegría,
y si no llego hasta que transcurran diez millones de años,
esperaré alegremente también.
Walt Whitman
  
Quiero hacer un pequeño apunte sobre la aceptación, o no tan pequeño, porque ahora mismo no sé cuántas entradas contendrá: ¿Qué es?, ¿para qué sirve?, y ¿cómo conseguir aceptar la propia vida?

          Pero antes permitirme una introducción de porqué la aceptación, y no la felicidad, o el amor, o como conseguir dinero.

Desde donde alcanza mi conciencia, siempre he sentido mucha curiosidad y una especial atracción, por todo lo que pudiera haber al otro lado de la vida. Creo que de bien jovencito ya me hice las preguntas del millón, ¿quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿adónde voy?, ¿para qué estoy aquí?

            Como en la vida física todo es cuestión de creencias, siempre he creído, nunca he dudado, de que, al otro lado, antes de nacer y después de morir, hay una vida mucho más placentera que esto que nos damos en la materia.



            Esta curiosidad y esta atracción, han hecho que busque información de todo tipo, lo que cuentan psíquicos, los que describen los que han estado clínicamente muertos durante un periodo de tiempo, libros de regresiones, en fin, un poco de todo, que ha hecho que aún se afiance más en mi la creencia de que es ahora cuando estamos realmente muertos y que, nuestro verdadero nacimiento es cuando dejamos el cuerpo.

            ¡Energías iguales se atraen! Lo expresa muy bien el refrán: “Dios los cría y ellos se juntan”. Pues en esa atracción que realiza mi energía hacia energías similares, me he ido encontrando con personas, que tenían cierta facilidad para contactar con energías del otro lado de la vida, médiums, clarividentes, clariaudientes, adivinos, psíquicos, un poco de todo.

            Bien es cierto, que la mayoría de ellos no controlaban muy bien su poder y, además, no discernían muy bien con quien contactaban, y expresaban lo que les contaba cualquier charlatán, que también existen al otro lado de la vida, porque al otro lado de la vida hay de todo, como en botica.

            Para saber si realmente eran charlatanes, solo había que preguntar cuestiones de futuro. Si respondían, estaba claro, no eran muy importantes, eran “mindundis” y, rápidamente aparecía en mi mente: “Te pillé, charlatán”. En ese momento sabía que tenía que dejar de escuchar, porque el futuro de cada uno, no lo sabe nadie, ya que es la propia persona la que decide hoy cuál será su futuro de mañana, con sus pensamientos, con sus palabras y con sus acciones. Se llama libre albedrio, y nadie sabe hacia dónde va a dirigir sus pasos cada persona.

            Si, ya sé que alguien puede decir: “pues a mí me han adivinado muchas cosas”. Pero seguro que son menos que las que no te han adivinado. Hay que tener en cuenta, como decía anteriormente, que energías iguales se atraen. Cuando pronostican algo que realmente queremos, ponemos tanta energía en que se consiga, que al final se consigue. Es la ley de la atracción.

            En fin, cuando yo llegaba a ese punto, ya sabía que tenía que creer, un máximo de dos sobre diez, o darme la vuelta y marchar. Me ha pasado unas cuantas veces. 
 
            Y no escarmiento, porque me ha vuelto a pasar. Pero esta vez parece diferente. Jamás hablan de futuro, jamás pronostican, jamás dan una respuesta que pueda condicionar, solo dicen aquello que puede ayudar a la persona, pero no a conseguir dinero, o un trabajo o una pareja, sino aquello que la puede ayudar a liberarse del dolor y del sufrimiento, o aquello que la puede ayudar a entender la razón de lo que está sucediendo en su vida.

            Con esa persona estamos utilizando su “don”, para intentar ayudar a los que desean ser ayudados, porque sorprendentemente, hay muchas personas que prefieren seguir en su proceso de sufrimiento, sin realizar ningún cambio. Es su libre albedrío.

            En todas las sesiones hay un mensaje, o una receta, que se repite: Aceptación y amor.
         
         Por eso estas entradas sobra la aceptación. Los seres humanos no aceptan, en muchos aspectos sus vidas, pero tampoco hacen nada por cambiarlas. Solo quiero plantar la semilla de la duda y después, ¡a ver que pasa!   
  
Continuará……